lunes, 27 de febrero de 2012

Debate sobre enseñanza y aprendizaje de las matemáticas - Sesión 2

Empezamos comentando los resultados de la pregunta 2: 

2. La instrucción matemática debería comenzar con las destrezas básicas y progresar hacia el estímulo del pensamiento de orden superior.



Respecto a la adquisición de conceptos matemáticos, parece ser que casi todos los encuestados coinciden en afirmar (en mayor o menor grado) que debe comenzar con la adquisición de las destrezas básicas y progresar hacia situaciones más complejas.

La pregunta 3 ofrece mayor grado de discrepancia...

3. Cuando se introduce un tema matemático, un profesor debería seguir el siguiente principio: "Primero lo simple y directo" y sólo más tarde introducir problemas más complejos.

La misma situación se da en la introducción de nuevos temas matemáticos. Las respuestas parecen apuntar hacia una evolución de lo simple a lo complejo. Aunque hay que remarcar que un 10% está en desacuerdo… en este caso, ¿En qué situaciones didácticas podría darse ese caso? ¿Alguien puede proporcionar un ejemplo?

Esperamos vuestros comentarios en el propio blog o en Twitter (@matematicasVIU #16GEP).

Algunos comentarios en Twitter:

@RobertoTabla: @matematicasVIU l¿En qué situaciones? en mi opinión, solo liberaría la secuencia en el tercer ciclo.¿Ejemplos? trabajar por proyectos#16GEP

@SoniaSoniace: @matematicasVIU #16GEP Las lecciones deben estar organizadas pues se debe crear un andamiaje, y sin prisa pues deben aprender los contenidos

7 comentarios:

  1. JUAN PEDRO GARCÍA ALBEROLA

    Hay contenidos que necesitan conocimientos previos como por ejemplo en operaciones aritméticas, como la suma y la resta, se necesita saber contar antes de poder hacer cualquier operación aritmética de suma y resta.

    Para este 10% que consideran que tenemos que empezar primero por lo más complejo, pienso que también tienen razón porque si empezamos por situaciones simples los niños no se vuelven creativos y no pueden equivocarse, entonces la matemática pierde toda su capacidad creativa, en este caso ya no se esta construyendo el conocimiento y por lo tanto ya no será un aprendizaje significativo.

    ResponderEliminar
  2. Con respecto a la cuestión 2, creo que es obvio que lo más lógico es ir de menos a más. Ningún niño ha nacido corriendo. Primero se arrastran, lego gatean, después camina y por último corren. Pues tanto en las matemáticas como en cualquier asignatura lo más importante es empezar por lo más básico y fácil, y crear con ello una buena base sobre la cual poderse sustentar los conocimientos posteriores. Sin una buena basa es imposible a similar y entender nuevos conocimientos ya que en las matemáticas unos temas se solapan o requieren del conocimiento de otros.
    Para la cuestión 3 creo que el minoritario 10% que considera que a los niños se les puede empezar los temas con problemas complejos no han tenido en cuanta su propia situación personal.¿Quien de mis compañeros, en la asignatura de matemáticas, se le han presentado problemas complejos desde un principio i han sabido responderlos y hacerlos sin haber hecho previamente simples? Creo que ni ese 10% podría afirmarlo. Como he afirmado antes lo más lógico es ir de menos a más, si ponemos ejercicios complejos desde un inicio, primero nos va a costar más que los niños los entiendan porque nos habremos pasado conceptos más fáciles del mismo tema y nos va a costar más trabajo explicarlo porque tendremos que desglosar el problema mucho. Mi opinión es que no se puede empezar la casa por el tejado, primero necesita una estructura sólida. Un ejemplo sería empezar a medir ángulos sin saber qué tipo de ángulos hay y qué tipo de triángulos, sería imposible de asimilar.

    ResponderEliminar
  3. Respecto a las dos cuestiones planteadas, debo decir que en esencia son similares en sus planteamientos y tienen una misma respuesta: se debe comenzar por lo más básico para continuar con lo más complejo. Por ejemplo, los alumnos no pueden comenzar a multiplicar si antes no han aprendido a sumar. Debemos comenzar por lo sencillo, y una vez asumido estos conocimientos, proseguir con algo más complejo. No olvidemos que esta manera de actuar está en la base del conocimiento significativo.
    Si comenzamos por asuntos complejos no conseguiremos que los alumnos avancen en su conocimiento. Sólo lograremos confundirlos y perderemos mucho tiempo en explicaciones casi imposibles de comprender, ya que para hacerlo deben tener conocimiento simple que aún no hemos explicado. Me remito al ejemplo anterior.
    Por tanto debemos tener cuidado a la hora de planificar el proceso de enseñanza-aprendizaje de nuestros alumnos,ya que este debe cumplir su finalidad y no confundir al alumnado. Esperemo que ese 10% tenga muy claro dicho proceso.

    Rafa Ochando

    ResponderEliminar
  4. Personalmente, creo que está más que justificado empezar por las destrezas básicas, pues nadie empieza a montar en bicicleta con una rueda, capacidad superior que se adquiere cuando antes has desarrollado una gran destreza progresando poco a poco, como deben ser las matemáticas, aprender aprendiendo desde un principio y no desde un final. Respecto a la pregunta 3 que viene a ser similar a la anterior (como decía Rafa), sigo pensando lo mismo, pues he podido vivir como alumnos de primaria y otros no tan pequeños.. ante el planteamiento de un problema del que la solución es una simple división, se quedan bloqueados porque no saben ver el planteamiento, luego algo falla, por lo que creo personalmente que es mejor empezar por lo más simple, no se puede empezar la casa por el tejado.
    SalvaSanjuán

    ResponderEliminar
  5. Respecto a la cuestión 2, en mi opinión , estoy totalmente a favor con la mayoría. Se debe establecer la adquisición de los procesos cognitivos de lo básico a lo complejo. es imposible enseñar a dividir si previamente no se han enseñado las tablas de multiplicar.
    En relación a la cuestión 3, dando un ejemplo: en el sistema métrico, primero explicaremos la longitud con su unidad de medida correspondiente que es el metro, y a continuación se explica la superficie, a la cual le corresponde como unidad de medida el metro cuadrado. Si no saben qué es el concepto de perímetro los alumnos difícilmente sabrán lo que es el área.
    Ahora bien en el caso de las sumas y restas de ángulos en la situación de una clase de 6º de primaria ( 3 ciclo), se supone que tanto saben sumar como restar, por consiguiente sería lo mismo dar la explicación de resta en primero lugar y suma en segundo, pero lo hacemos a la inversa por seguir siempre un orden.

    ResponderEliminar
  6. En cuanto a la cuestion 2, estoy totalmente de acuerdo en general para cualquier proceso de aprendizaje pero cuanto más en el de matemáticas porque es básico un andamiaje bien afianzado para poder asimilar correctamente pensamientos de orden superior

    ResponderEliminar
  7. En cuanto a la cuestión 3 me parece coherente el razonamiento pero en ciertos temas también resulta interesante exponer algún caso más complejo para a partir de el investigar procedimientos complementarios más sencillos para resolverlo.

    ResponderEliminar