jueves, 1 de marzo de 2012

Debate sobre enseñanza y aprendizaje de las matemáticas - Sesión 3

Continuamos el debate de los resultados de la encuesta. Hoy seguimos con las preguntas 4 y 5:

4. Los niños pequeños son matemáticamente incapaces. Esto es, son incapaces de resolver incluso problemas matemáticos elementales porque les falta el prerrequisito de experiencia y conocimiento.



Parece claro, a la luz de los resultados de la encuesta, que los niños no son matemáticamente incapaces. Todos conicidís en la respuesta (en mayor o menor grado). Por lo tanto, desde edades tempranas el pensamiento matemático se desarrolla, ¿Qué situaciones pueden ayudar a estimularlo? Da algunos ejemplos…

Continuamos con la pregunta 5:



5. Para comprender las matemáticas elementales, los niños deben ser conducidos mediante una secuencia sistemática de lecciones bien organizadas.



Ésta pregunta ha generado disparidad de opiniones: el 50% opináis que las lecciones deben seguir una secuencia ordenada y bien organizada. En cambio, el otro 50% pensáis que no es indispensable (en mayor o menor grado). En este sentido, ¿Podríais dar un ejemplo de esta situación didáctica? 

Esperamos vuestros comentarios en el propio blog o en Twitter (@matematicasVIU #16GEP).

4 comentarios:

  1. JUAN PEDRO GARCÍA ALBEROLA

    4. Los niños pequeños son matemáticamente incapaces. Esto es, son incapaces de resolver incluso problemas matemáticos elementales porque les falta el prerrequisito de experiencia y conocimiento.


    ¿Qué situaciones pueden ayudar a estimularlo? Da algunos ejemplos

    En general a los niños les encantan hacer preguntas acerca de fenómenos naturales y tratan de descubrir las respuestas a los problemas.

    Para estimularlos podríamos hacer:

    Clasificaciones (por forma, tamaño, color, etc.)
    Ordenar (por tamaño)
    Comparar (muchos, pocos)

    Él niño se estimula, viendo, tocando y mirando las matemáticas a través de sus juguetes y los objetos a su alrededor.

    Un ejemplo práctico que podemos realizar es:

    Con juegos de figuras geométricas (poner la figura en el hueco correspondiente) puede aprender la geometría básica.

    A nivel casero se puede sacar del cajón de la cocina todos los cuchillos, tenedores y cucharas y hacer que el niño o la niña los ponga en grupos diferentes por tipo, haciendo que los cuente.

    5. Para comprender las matemáticas elementales, los niños deben ser conducidos mediante una secuencia sistemática de lecciones bien organizadas.
    Ésta pregunta ha generado disparidad de opiniones: el 50% opináis que las lecciones deben seguir una secuencia ordenada y bien organizada. En cambio, el otro 50% pensáis que no es indispensable (en mayor o menor grado).
    En este sentido, ¿Podríais dar un ejemplo de esta situación didáctica?

    Para el 50% que piensa que las lecciones no se tienen que aprender de una manera sistemática, opino que pueden haber otras formas de aprender los contenidos de una manera diferente a la estardar o formal.

    Por ejemplo, en una clase podemos tener niños/as que aprendan a resolver problemas y operaciones de una manera diferente a la que les hayamos explicado, y no por eso estarán haciéndolos mal, tal vez han desarrollado una capacidad de pensamiento matemático más creativo y lo han resuelto de otra manera diferente a la tradicional, pero esto no quiere decir que los problemas u operaciones estén mal resueltos.

    ResponderEliminar
  2. Respecto a la cuestión 4 planteada, el pensamiento matemático se desarrolla a medida que los niños crecen. Para estimular ese pensamiento, además de las clases teóricas y ejercicios planteados en el libro de texto, se deben reflejar situaciones reales para que los niños/as lo capten antes y el aprendizaje sea significativo, que sea un aprendizaje que les marque y lo que simplemente sea memorístico, en que saquen un 10 en el examen y después de 1 mes ya se les ha olvidado todo. Para ello, nos debemos centrar en las experiencias y en situaciones reales, es la manera que ellos prestan más atención e interés por el tema explicado, con ejemplos de la vida cotidiana. Por ejemplo siguiendo con el sistema métrico, ( de las cuestiones anteriores), en referencia al estudio de las superficies-áreas, para que los alumnos/as le encuentren sentido y utilidad, le podemos proponer una tarea con recorte de revistas de una inmobiliaria por ejemplo para buscar un piso, entonces ellos podrán comparar los metros cuadrados, si un piso tiene la cocina más grande que otro.
    En el caso de la cuestión 5, considero que el orden de la lección es básico. Introducir el tema con alguna lectura, un vídeo de situaciones reales para captar la atención del alumnado. seguidamente se puede disponer hacer la explicación de conceptos y posteriormente a plantear un ejemplo de ejercicio, para que así más tarde los alumnos/as sepan hacerlos solos. Al final de la lección se hace un resumen de todos los conceptos y finalmente e evalúa mediante una prueba de examen. Todo sigue un orden.

    ResponderEliminar
  3. Con respecto a la primera cuestión he de decir que a los niños desde pequeños se les presentan situaciones cuotidianas en las cuales utilizan sin darse cuenta las matemáticas, por ejemplo al ir a la compra con sus padres, al visualizar las manzanas que hay en el frutero, al ver los peluches que tiene encima de la cama… Aunque los niños desde muy pequeños están relacionados con las matemáticas y son capaces de resolver pequeños problemas matemáticos cuotidianos,(como por ejemplo si un niño tiene 3 caramelos y se come dos, sabe perfectamente que le queda uno)pero esto no significa que los niños tengan habilidades matemáticas de manera innata al nacer, ya que si un niño no conoce los números es imposible que sepa cuantas manzanas habrá en el frutero, por lo tanto y aunque sigo diciendo que los niños no son matemáticamente incapaces les faltan situaciones que les den pequeños conocimientos y experiencias para poder poner su capacidad en práctica.
    Con respecto a la segunda cuestión he de decir que : como dije en la pasada sesión para llegar a lo más alto hay que empezar por subir el primer escalón, cada escalón es importante y crea una base para poder subir los escalones que quedan. En las matemáticas como en cualquier asignatura lo más importante es empezar por lo más básico y fácil, y crear con ello una buena base sobre la cual poderse sustentar los conocimientos posteriores. Sin una buena basa es imposible a similar y entender nuevos conocimientos ya que en las matemáticas unos temas se solapan o requieren del conocimiento de otros.

    ResponderEliminar
  4. Estoy en desacuerdo respecto a la cuestión 4 porque los niños/as pequeños creo que no son matemáticamente incapaces, lo que pasa es que se tiene que trabajar con materiales adecuados a su nivel y con herramientas adecuadas, recursos pertinentes pero sorprende su capacidad a edades tempranas.
    En cuanto a la cuestión 5 la secuencia de lecciones organizadas opino que es básica en todo proceso de aprendizaje pero cuanto más en el caso de las matemáticas.

    ResponderEliminar